Vinos Españoles

Los Vinos de España

En el segundo milenio, con la civilización fenicia, tiene lugar el origen de la viticultura en España, aunque no es hasta el siglo VIII a.C. cuando se registran los primeros datos sobre el cultivo extensivo de viñedos en la península.

En esa época, el mosto se fermentaba en depósitos de piedra, método que, en algunas zonas, todavía hoy se conserva.

Las siguientes civilizaciones que ocuparon la península, continuaron con la labor  y tradición vitivinícola y podemos asegurar que, hasta el final de la Reconquista, los viñedos fueron los únicos cultivos que sobrevivieron a la devastación de las continuas guerras.

Podemos afirmar que España tiene la mayor superficie en plantación de viñas del mundo, 1,6 millones de hectáreas , que producen 35 millones de hectolitros de vino/año.
La producción no es muy alta, pero esto permite conseguir buenas uvas, con lo que la calidad es la característica fundamental de nuestros vinos.

Es a finales del siglo XX, cuando la viticultura española se moderniza y se reestructura la producción, se apuesta por la producción de vinos de calidad y por las pequeñas zonas productoras, adaptándose a las normas que rigen la denominación de origen.

En la actualidad, contamos con 55 zonas con Denominación de Origen, en las que la variedad y calidad de sus vinos, son las características fundamentales.

Podemos encontrar en España 3 zonas climáticas diferenciadas, que influyen en gran medida en la elaboración de los vinos, son el clima Mediterráneo, clima Atlántico y clima Continental, aunque no hay que olvidar que existen otras pequeñas zonas climáticas aisladas, con sus propias características, por lo que resulta muy difícil hacer una división clara de los tipos de vinos y uvas cultivadas en cada zona.

Así, La Rioja produce excelentes vinos finos con un gran potencial para el envejecimiento. Navarra y Somontano elaboran grandes vinos blancos afrutado y tintos afrutados y sencillos. El Bierzo con sus tintos afrutados y con cuerpo. La rivera del Duero vinos excepcionales donde los haya. Cataluña, además de tintos suaves, Chardonnay y prioratos, destaca por sus excelentes cavas. En Valencia y Murcia, están empezando a elaborar tintos de gran calidad (destaca Jumilla). La Mancha da buenos espumosos, blancos ligeros y tintos sencillos (destaca Valdepeñas con sus  tintos con cuerpo, envejecidos en barrica de roble). En Andalucía encontramos los famosos finos, manzanillas y olorosos, junto con los vinos dulces de Málaga. Extremadura elabora vinos sencillos y suaves, con sabor añejo. En Baleares encontramos vinos jóvenes y alegres. En Canarias vinos dulces de gran calidad.

En general, la situación vitivinícola española está en pleno auge, aunque no podemos omitir que la producción en barricas de roble es aún escasa y que, en su mayoría, se elaboran vinos jóvenes para el consumo inmediato.



Copyright © 2005 Info-vinos.com

free hit counter
Free Hit Counter